Contacto:
patitas.net@gmail.com
Tips de aprendizaje
Como enseñar a un perro a usar la correa

Luego que ha aprendido a usar el collar y no lo rechaza, le enseñaremos la correa. Dejamos que la huela, mordisquee un poco (sin destrozarla, je) y en juegos con él, se la prenderemos al collar y la dejamos suelta.
Que de vueltas un rato viendo que es libre con ella.
Al rato se la retiramos. Repitamos varios días seguidos este juego de la correa, hasta empezar a retener la correa en la mano y que el vaya viendo que eso lo mantiene a nuestro lado, pero no le hace daño.
Todos los perros aprenden cosas nuevas, no importa su edad. La clave está en la paciencia, dedicación y cariño que pongamos en su enseñanza.
Subir y bajar la escalera

Muchas veces rescatamos perros que aún adultos no han tenido la oportunidad de enfrentarse a una escalera y superar el primer miedo de movilizarse por ella.
Empujarlos no es el mejor método, subirlos en brazos tampoco, con el primer método entrarán en pánico, con el segundo, nunca aprenderán.
Tomemos un puñado de bocaditos bien sabrosos, trocitos de carne picada si es posible, comencemos a bajar la escalera dejando un pedacito de carne en el primer escalón,, cuando el lo vea bajará a tomarlo, luego el segundo, el tercero, luego salteemos dos escalones y dejemos el bocadito.
Nos puede tomer una hora, o un poco mas, pero seguramente al fin de ese lapso, el perro subirá y bajará la escalera sin miedo.
La primera vez del collar

El cachorro nunca ha usado collar, y si de una vez lo tomamos y se lo ponemos, intentará sacarlo, rascarlo, se sentirá muy incómodo.
Es bueno hacer un paso previos para enseñarle el collar, que no le tema, y se lo deje poner con gusto.
Le mostraremos el collar, se lo dejaremos olfatear y mordisquear (no destrozar)  haciendo algun juego con él.
Entre juegos lograremos ponerlo y sacarlo sin que el cachorro entre en stress por esa causa.
El paseo

Si no tienes un buen fondo o frente, donde tu perro pueda hacer ejercicio, la caminata diaria es indispensable en su vida.
Cuando adoptas un perro, adoptas esta obligación para con él.
Te dejo 6 recordatorios al respecto:


1. Tu perro es el dueño del tiempo que le llevas a caminar, permítele oler, explorar, hacer amigos y divertirse sin apresurarlo.

2. Toda tu atención debe estar en tu perro mientras lo caminas, podría comerse algo del piso

3. Asegúrate que la temperatura este apta para pasear a tu perro, durante el verano, temprano en la mañana o al atardecer, durante el invierno, abrígalo para salir.

4. Nunca olvides la correa y la chapa de tu perro cuando lo llevas a caminar, no importa qué tan obediente, inteligente o fantástico sea tu perro, jamás lo saques a caminar sin correa y asegúrate que siempre tenga una identificación en su collar con al menos un teléfono donde puedas ser fácilmente contactado.

5. Utiliza el tiempo en que caminas a tu perro para entrenarlo en órdenes sencillas como: alto, junto, camina.

6. Al regresar a casa asegúrate de cambiar su agua y tener un lugar fresco para descansar

Lecturas
La mordida

Si llevamos a casa un cachorro, es importante que le enseñemos a inhibir su mordida con juegos.
Cuando el cachorro pasa sus primeras 8 semanas de vida al lado de su madre, ella se lo enseña, igualmente no está de más reforzar la conducta con juegos.
Haremos con el cachorro un juego de manos, invitandolo a mordisquearnos, si él comienza a entusiasmarse y apretar con fuerza, en ese instante se dice NO y se detiene el juego, se ignora al perro por unos segundos e inmediatamente se comienza el juego de nuevo.
No debemos reprenderlo con castigos físicos ni penitencias, el NO y el corte del juego ya son reprimendas suficientes, reforzadas por el hecho de ignorarlo unos segundos.
Como todas las tareas de aprendizaje de los cachorros, nos llevará unos pocos días de esta actividad, para que el cachorro comience a inhibir por su cuenta la mordida, mordisqueando sin apretar.
 
 
 
Asociación Civil PATITAS
Conócenos